Fármacos: Su uso en las cardiopatías congénitas

Muchos niños con cardiopatías congénitas necesitan tomar medicaciones durante un cierto tiempo. Queremos ayudaros a que os familiaricéis con estas medicinas y que entendáis el motivo de su prescripción para conseguir una fácil y cómoda administración, siempre en beneficio de vuestro hijo.

La información aquí expuesta ES ORIENTATIVA Y DE NINGUNA MANERA SUSTITUYE A LAS INDICACIONES Y PRESCRIPCIONES DE SU CARDIÓLOGO O CIRUJANO CARDIACO: DOSIS, FRECUENCIA, DURACIÓN Y DEMÁS INDICACIONES DEBEN SER LAS QUE PRESCRIBA SU MÉDICO Y CUALQUIER DUDA DEBE SER ACLARADA CON ÉL. EN NINGÚN CASO SERVIREMOS Y/O SERVIRÁ ESTA PÁGINA WEB PARA ESTABLECER PRESCIPCIONES FARMACOLÓGICAS O MODIFICAR PRESCRIPCIONES ESTABLECIDAS.

Actualmente todavía muchas medicaciones no tienen presentación pediátrica. No es, pues, infrecuente, que haya que dividir los comprimidos en trocitos (aspirina, aldactone, sintrom, etc.) para lograr la dosis adecuada para un niño pequeño; o bien recurrir a fórmulas magistrales (captopril) para personalizar la dosis de un niño determinado; o bien administrar por vía oral ampollas cuyo uso habitual es intramuscular o intravenoso, como es el caso del Seguril… y todo ello funciona sin problemas.

No se debe repetir la dosis si el niño lo ha vomitado o si hay duda de si lo ha ingerido. En ese caso es mejor esperar hasta la siguiente dosis. Tampoco es recomendable diluirlo en el biberón o la papilla, porque no podemos saber si se toma la dosis completa o no (y con más razón si se deja algo de biberón o papilla). En el colegio o guardería explicar a los tutores qué medicaciones, dosis y forma de administración necesita vuestro hijo.

No son muchas las medicaciones cardiológicas infantiles de uso domiciliario. Vamos a exponer las de uso más habitual. De cada una de ellas explicaremos:

  • Las presentaciones comerciales (de una de ellas incluiremos foto del envase), pudiendo haber otras marcas igualmente adecuadas
  • el principio activo o ingrediente principal de esas marcas comerciales
  • para qué se usa
  • dosis
  • cómo administrar cada dosis
  • duración del tratamiento
  • si se nota algo al tomar la medicación (suelen ser muy bien toleradas, pero en caso de duda se debe consultar el prospecto)
  • y otros detalles de interés para el conocimiento de los padres.

*Como las indicaciones, contraindicaciones, precauciones e interacciones con otros medicamentos son tenidas en cuenta por los médicos que lo prescriben, no vamos a mencionarlas. Esta información, así como los posibles efectos secundarios se pueden consultar en el prospecto.

Expondremos los fármacos por nombre del principio activo en orden alfabético, exceptuando el Sintrom® (Acenocumarol) y la Aspirina® ó Adiro® (Ácido acetil salicílico), cuyo nombre comercial es de sobra conocido por la población.

Hay otros fármacos a los que los médicos solemos llamar por la forma comercial, más que por el principio activo (porque antes era la única forma que existía), pero ahora se comercializan más con el genérico. Ejemplo de ellos son: Seguril® (Furosemida), Aldactone® (Espironolactona) y Sumial® (Propranolol).

Autores

Dra. Sandra Villagrá Albert

(Jefe de Hospitalización Unidad de Cardiopatías Congénitas Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)

Por supuesto que las anotaciones aquí expuestas
SON ORIENTATIVAS Y DE NINGUNA MANERA SUSTITUYEN A LAS INDICACIONES Y PRESCRIPCIONES DE SU CARDIÓLOGO O CIRUJANO CARDIACO: DOSIS, FRECUENCIA, DURACIÓN Y DEMÁS INDICACIONES DEBEN SER LAS QUE PRESCRIBA SU MÉDICO Y CUALQUIER DUDA DEBE SER ACLARADA CON SU CARDIÓLOGO O CIRUJANO CARDIACO. EN NINGÚN CASO SIRVIREMOS Y/O SIRVIRÁ ESTA PÁGINA WEB PARA ESTABLECER PRESCIPCIONES FARMACOLÓGICASO ACLARACIONES SOBRE PRESCRIPCIONES ESTABLECIDAS.