Marcapasos. Tratamiento de las arritmias lentas o bradiarritmias

El marcapasos es un dispositivo electrónico que consta de diferentes componentes.

Entre ellos:

  • un generador que contiene una batería y unos circuitos electrónicos (centro de control donde se integran todas las señales).
  • uno o dos electrodos o cables que conducen los impulsos originados en el generador hasta el corazón, a la vez que “recogen información” de este último.

Colocación del marcapasos

La implantación de marcapasos se realiza en quirófano en una operación de bajo riesgo. El paciente se encuentra totalmente dormido (en el caso de niños) pero se puede hacer con anestesia local si así lo desea el paciente (habitualmente en adultos).

Autores

Dr. Álvaro González Rocafort

(Jefe de Cirugía, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)
Dra. Viviana Arreo
(Cardiólogo, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)

Implante del generador:

El generador se implanta debajo de la clavícula en la parte superior del tórax en pacientes mayores (marcapasos endovenosos), o bien en la pared anterior y superior del abdomen en los niños pequeños (marcapasos epicárdicos). Como cualquier batería, aunque las actuales son de larga duración, se agota, y por eso hay que cambiarlo cada 10 años más o menos (dependiendo del uso del marcapasos). El recambio de generador, si los electrodos son válidos, es una sencilla operación en la que se abre la piel, se extrae el generador antiguo y se implanta uno nuevo que se conecta al o a los electrodo/s.

Implante de electrodos

Se realiza básicamente de dos formas:

  • Modo endovenoso, endocárdico o endocavitario: Introduciéndolos por una vena, generalmente la subclavia, axilar o cefálica, a través de las cuales llegan al corazón por dentro, contactando con las paredes musculares auriculares o ventriculares o ambas. La mayoría de los marcapasos son endovenosos. Ver tipos de marcapaso.
5.4.-marcapaso-epicardico
  • Modo epicárdico: Tal como se aprecia en la figura superior, en los marcapasos epicárdicos el electrodo o electrodos se fijan a la superficie externa del corazón, en la aurícula o ventrículo derecho, accediendo hasta ellos a través del pericardio por una pequeña incisión subesternal, y el generador se deja bajo la piel de la parte superior del abdomen.. Se emplea este abordaje cuando el niño es pequeño (<15 Kg) y tiene, por tanto, las venas demasiado pequeñas para introducir los electrodos, o después de la reparación de determinadas cardiopatías congénitas tipo ventrículo único, en las que el acceso intravenoso llevaría los cables a los pulmones y no al corazón.

Los electrodos tampoco duran para siempre. En niños, la vida media de un cable es variable dependiendo de si es epicárdico (en torno a 10 años) o endocavitario (más de 10 años); cuando su funcionamiento comienza a ser deficitario deben recambiarse por uno nuevo, anulando o extrayendo el electrodo antiguo.

Actualmente se ha desarrollado un marcapasos que no precisa de electrodos, sino que todo el dispositivo, cuyo tamaño es similar al de una pila alcalina, se implanta dentro del corazón realizando un cateterismo por vía femoral. Este tipo de marcapasos evita los riesgos derivados de los accesos vasculares que se utilizan para implantar marcapasos con electrodos, pero todavía no hay estudios sobre su utilidad en niños.

Otras consideraciones sobre marcapasos

¿Cuándo hay que poner un marcapasos?

Hay que individualizar en cada caso según el tipo de arritmia lenta y su gravedad, la causa que la ha originado, la presencia o no de síntomas y la edad del paciente. En general, las arritmias lentas que provocan síntomas precisan colocación de marcapasos. Sus principales indicaciones son:

  • Pacientes con disfunción sinusal y arritmias lentas con síntomas (síncope…). También si tienen una cardiopatía congénita y la disfunción sinusal genera compromiso hemodinámico.
  • Pacientes con algunos tipos de bloqueos auriculoventriculares adquiridos de peor pronóstico (Mobitz II, avanzado o completo).
  • Pacientes con bloqueos auriculoventriculares congénitos que tengan síntomas o que, estando asintomáticos, cumplan condiciones especiales (disfunción ventricular, pausas prolongadas entre los latidos…)
  • Pacientes con cardiopatías congénitas con bloqueo auriculoventricular que tengan compromiso hemodinámico.
  • Pacientes operados de cardiopatías congénitas que desarrollen un bloqueo auriculoventricular postoperatorio (bloqueo de segundo grado, avanzado o completo) y que persista más de 7-10 días desde la cirugía.

¿Qué riesgos entraña el implante de un marcapasos?

Al ser una intervención sencilla es muy bajo, de aproximadamente un 0,4% para la vida, y un poco mayor (1%) cuando hay que extraer cables disfuncionantes endocavitarios. Algo más frecuente, pero también menor del 2%, es el riesgo de decúbito (exteriorización a través de la piel de la pila y/o los cables) con o sin infección asociada, y el de infección endovascular de los electrodos (endocarditis), así como el de hemo/neumotórax por punción accidental del pulmón al canalizar la vena subclavia para implantar los cables

¿Qué tipo de vida permite hacer un marcapasos?

Con un marcapasos se puede hacer una vida normal. El marcapasos permite hacer todo tipo de actividades:

  • Se puede practicar deporte. Incluso aquellos deportes que precisen de movimientos bruscos del brazo, como el tenis o el golf. Por precaución, se aconseja no practicar aquellas actividades en el que pueda recibir golpes sobre el marcapasos (deportes de contacto).
  • No se recomienda llevar ropa apretada sobre el marcapasos y, si se lleva mochila o una bolsa cualquiera, hay que procurar que las correas no presionen la zona del marcapasos.
  • No hay restricción alguna para viajar en cualquier medio de locomoción
  • Para poder conducir un coche tiene que transcurrir un mes tras el implante y se debe presentar un informe médico satisfactorio para la renovación del mismo cada uno-dos años. El hecho de llevar marcapasos no exime del uso de cinturón de seguridad.
  • No hay ninguna restricción para el embarazo por ser portadora de marcapasos.
  • No hay ninguna restricción dietética ni medicamentosa por llevar marcapasos.
  • Los tratamientos con láser pueden utilizarse siempre que no se apliquen sobre la zona del marcapasos

Máquinas o dispositivos que pueden interferir al marcapaso

La mayoría de las máquinas y dispositivos no interferirán con su marcapasos. Hay una serie de recomendaciones para el paciente con marcapasos que relatamos a continuación:

  • No se debe permanecer junto a campos electromagnéticos intensos, como tendidos eléctricos de alta tensión, transformadores eléctricos de alta potencia, hornos industriales de inducción, centrales y subestaciones generadoras de energía eléctrica.
  • No se puede utilizar maquinaria percutora (taladros en modo percutor, etc.)
  • Para usar los microondas y cocinas de inducción hay que estar a una distancia de uso normal (al menos 15 cm), pero en general no hay ningún problema con ningún electrodoméstico siempre que los aparatos se hallen en buen estado de conservación, tengan toma a tierra y no se coloquen sobre la zona donde se halla el marcapasos.
  • Los sistemas “Wireless”, equipos de informática, teléfonos fijos e inalámbricos son inocuos.
  • No pueden usarse mantas eléctricas o gadgets de electroestimulación
  • No acerque nunca un imán al dispositivo
  • Respecto a los móviles, hay evidencia en la literatura de interferencias significativas en un porcentaje mínimo de casos. Se recomienda no poner el móvil muy cerca del generador (no lo guarde en un bolsillo del mismo lado del cuerpo donde está el marcapasos y/o hable apoyando el móvil en la oreja del mismo lado del marcapaso).
  • En los detectores de seguridad de los comercios, al pasar físicamente por los detectores puede haber pequeñas interferencias, pero no supone ningún problema para el dispositivo si pasa por ellos normalmente, sin detenerse. Los detectores de metales de aeropuertos y bancos no suponen ningún problema para el dispositivo. Lo único destacable respecto a los detectores de metales es que el marcapasos puede activar las alarmas; por eso el paciente siempre tiene que llevar consigo la tarjeta del marcapasos y comunicarlo previamente.
  • A nivel hospitalario, está contraindicado someterse a diatermia (las llamadas corrientes) o tomografía de emisión de positrones (PET). La Resonancia Magnética también está contraindicada salvo en los nuevos marcapasos de ultima generación, que son compatibles con la misma, previa programación del aparato.

Puede consultar todas estas recomendaciones y más en

https://www.aemps.gob.es/publicaciones/publica/docs/guia_portador_marcapasos.pdf