Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 

Dra. Marta Ortega
Cardiólogo cardiopatías congénitas. HU La Paz

Dr. Ángel Aroca Peinado
Cirujano cardiaco. Hospital Univ. La Paz

Nuestro corazón late y se contrae alrededor de 70 veces por minuto en los adultos y hasta 150 veces por minuto en los recién nacidos. Cuando estamos nerviosos o hacemos ejercicio, el cuerpo necesita más sangre y el corazón late más deprisa es decir más veces por minuto. En cambio cuando dormimos, el corazón late más despacio. Además los latidos cardiacos normales son regulares, acompasados, sin saltos. Se puede apreciar esto, tomando el pulso en la muñeca. Así pues el ritmo normal cardiaco implica que 1) la frecuencia cardiaca (latidos por minuto) se sitúa alrededor de 60-70 en los adultos y 80-120 en los niños, siendo mayor cuanto más pequeño es y 2) que los latidos son regulares. Al ritmo normal cardiaco se le llama ritmo sinusal.

En las arritmias cardiacas el corazón late más deprisa o más despacio de lo normal, es decir tiene una frecuencia cardiaca superior a 70 latidos/minuto en el adulto y 130 en el recién nacido, o bien dicha frecuencia es inferior a 60 en el adulto y 120 en el niño. En el primer caso estamos ante un tipo de arritmia que se llama taquicardia, en el segundo bradicardia. Pero además hay arritmias con frecuencias cardiacas normales, cuando los latidos son desacompasados y los intervalos de tiempo entre los latidos son desiguales.

Las arritmias son frecuentes en las cardiopatías congénitas. Algunas son de origen congénito o de nacimiento, otras son adquiridas y secundarias a la propia patología, a las operaciones cardiacas o cateterismos terapéuticos. Con frecuencia son de evolución benigna y no necesitan tratamiento. Sin embargo hay arritmias que exigen un tratamiento medicamentoso o el implante de dispositivos como los marcapasos o DAI"s, o bien requieren ablación en cateterismo o cirugía.

 
Copyright © 2017 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas