Valoración cardiológica para el ejercicio físico en pacientes con cardiopatías congénitas

Previo al inicio de una práctica deportiva de intensidad y frecuencia significativa, es recomendable una valoración cardiológica para comprobar el adecuado estado de salud a nivel cardiovascular. El estudio del corazón, a nivel estructural y eléctrico, se realiza en la consulta de cardiología mediante una exploración física cardiológica y la realización de pruebas complementarias no invasivas.

De esta manera podremos también detectar enfermedades del corazón que pueden pasar inadvertidas en la vida cotidiana pero que en una situación de esfuerzo (estrés del deporte) pueden ocasionar síntomas (dificultad respiratoria, mareos, pérdida de consciencia…), alteraciones eléctricas cardiacas (isquemia miocárdica, arritmias…) o hemodinámicas (hipertensión o hipotensión arterial…)

Es de gran importancia conocer los antecedentes familiares de muerte súbita o arritmias relacionadas con el deporte, así como antecedentes de cardiopatías congénitas o miocardiopatías en la familia.

Para contestar adecuadamente a la pregunta ¿Qué actividad física puedo hacer dentro de unos márgenes de seguridad fiables?, debemos en primer lugar realizar una valoración completa de la situación cardiovascular de las personas que deseen llevar a cabo actividad física y de deporte, mediante un protocolo de valoración que incluye una consulta estándar de cardiología (Anamnesis, haciendo énfasis en aquellos aspectos que pueden estar relacionados con la actividad física y deporte, como antecedentes familiares y personales de muerte súbita o arritmias relacionadas con el ejercicio, etc., exploración física y ECG). Otras pruebas son opcionales, incluyendo el ecocardiograma, y su indicación depende del tipo de cardiopatía y resultados de la historia clínica y ECG.

El protocolo de valoración queda expresado en la tabla siguiente:

Protocolo de valoración médica de la aptitud física en personas con cardiopatía

  • Historia Clínica: Antecedentes personales y familiares, anamnesis
  • Exploración Física
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Exploraciones complementarias (Opcionales):
    • Analítica
    • Ecocardiograma-doppler-color
    • Prueba de Esfuerzo (valorativa de capacidad funcional)
    • Holter
    • Estudio hemodinámico y/o electrofisiológico solo en pacientes de alto riesgo

Prueba de esfuerzo

Consiste en caminar o correr en cinta deslizante con diversos grados de inclinación. Para una valoración cardiológica en relación al ejercicio y deporte en un paciente concreto, la ergometría permite una observación más específica de la respuesta cardiaca al ejercicio de ese paciente, y por lo tanto su indicación es relativamente frecuente.

Esta prueba es esencial para:

  • Estratificar el riesgo real en cada paciente con cardiopatías congénitas moderadas o severas y establecer con mayor objetividad las recomendaciones concretas.
  • Determinar el grado de ejercicio tope en aquellos casos en los que los síntomas aparecen solo con el ejercicio
  • Decidir la viabilidad del deporte de competición, incluso federado, en niños con cardiopatías leve en los que haya alguna duda

Autores

Dr. Carlos Labrandero Lera

(Cardiólogo, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)
Dra. Viviana Arreo
(Cardiólogo, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)