Otros procedimientos percutáneos

Apertura del tabique interauricular con catéter balón de Rashkind o catéter cuchilla de Park

Este procedimiento consiste en rasgar el tabique interauricular o ampliar la comunicación interauricular (CIA) o el foramen oval, cuando es demasiado pequeño, en cardiopatías en las que es necesario que pase sangre entre ambas aurículas, o que aumente la cantidad de este cortocircuito de sangre, como en la transposición de grandes vasos, atresia tricúspide o pulmonar (algunas), ventrículos únicos, atresias mitrales e hipoplasia de ventrículo izquierdo.

En algunas situaciones, como la transposición de grandes vasos, la apertura del tabique interauricular con balón de Rashkind se realiza de forma urgente en las primeras horas tras el nacimiento.

Autores

Dr. Alberto Mendoza

(Cardiólogo y Hemodinamista, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)
Dr. César Abelleira Pardeiro
(Jefe de Hemodinamia, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)

El procedimiento se realiza con un catéter balón, que se puede introducir por la vena del ombligo o la vena femoral. Dicho catéter se avanza hasta llegar al corazón pasándolo a través del tabique interauricular a la aurícula izquierda, donde se infla para a continuación tirar bruscamente de él hasta que pase a la aurícula derecha, abriendo el tabique interauricular, de acuerdo a la secuencia de las imágenes superiores. Hoy en día este procedimiento se realiza a la cabecera del enfermo sin necesidad de trasladarlo a la sala de hemodinámica, y se controla mediante la ecocardiografía sin tener que someter al paciente a irradiación.

En situaciones en las que el tabique interauricular es muy grueso y no se consigue abrir una comunicación interauricular de suficiente tamaño con un catéter balón, es necesario realizar una atrioseptostomía con cuchilla de Park. Este procedimiento se lleva a cabo con un catéter-cuchilla. Como su nombre indica, el catéter lleva incorporada una cuchilla en la punta, la cual se lleva plegada hasta la aurícula izquierda y allí se despliega. Al retirar el catéter hasta la aurícula derecha, se realiza un corte en el tabique interauricular. Pueden hacerse varios cortes variando la posición de la cuchilla para crear una comunicación más amplia.

En las situaciones en las que el tabique interauricular no presenta ningún agujero que nos permita introducir un catéter hasta la aurícula izquierda, habrá que perforar el tabique interauricular. Dicha perforación puede realizarse con un catéter de radiofrecuencia o con una aguja de Brockenbrough.

Cuando queremos mantener una comunicación entre las aurículas evitando que se cierre con el tiempo, pero controlando el tamaño de la misma, puede implantarse un stent en el tabique interauricular.

Extracción de cuerpos extraños

Hoy día, con el uso sofisticado de catéteres y dispositivos para la administración prolongada de medicaciones intravenosas, no es infrecuente que alguno de los catéteres se rompa, permaneciendo un trozo en el interior del corazón o de un vaso. Con frecuencia, esto ocurre cuando se retira el dispositivo intravenoso cuando ya no es necesario.

4.5.5.-extraccion-cuerpo-extrano.a.1

Estos fragmentos de catéter son cuerpos extraños que, si se dejan en la circulación, pueden provocar la formación de trombos o infectarse, por lo que suele indicarse su extracción mediante cateterismo. El cuerpo extraño se captura con un catéter lazo que lo atrapa, permitiendo su extracción fuera de la circulación, tal como muestra la ilustración superior.  En ocasiones puede utilizarse un fórceps de los que se utilizan para las biopsias cardiacas para atrapar el dispositivo.