Dilataciones percutáneas

¿Qué es una dilatación percutánea o implante de stent?

Cuando tenemos una estenosis (estrechamiento) de una válvula o de un vaso, podemos dilatarlo sin necesidad de cirugía mediante una dilatación percutánea. Este tipo de cateterismo cardiaco intervencionista consiste en la introducción de un catéter balón que se infla en la zona a dilatar. En ocasiones se monta sobre el balón un stent que se implanta sobre la zona estenótica inflando el balón sobre el que va montado.

¿Qué es un catéter balón?

Autores

Dr. Alberto Mendoza

(Cardiólogo y Hemodinamista, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)
Dr. César Abelleira Pardeiro
(Jefe de Hemodinamia, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)

Como cualquier catéter, se trata de un tubo fino y alargado que lleva un balón alargado en la punta. Dicho balón puede ser inflado desde el exterior con una jeringa o un manómetro para controlar la presión a la que se infla como se observa en la imagen.

¿Qué es un stent?

Es una malla metálica expandible montado sobre un catéter balón que, cuando se implanta sobre una lesión estenótica, se puede expandir con el balón y el stent mantiene el diámetro al que se ha inflado. Ver imágenes superiores. Se utiliza para aquellas lesiones elásticas en las que la dilatación con balón no resulta efectiva porque, tras la dilatación con balón, el vaso dilatado vuelve a estrecharse. Como se ve en las fotos, el stent se monta sobre el catéter y posteriormente se expande.

Cuando se utiliza en niños, será necesario re-dilatar el stent pasado un tiempo para acomodarlo al tamaño del vaso, que irá creciendo con el niño.

¿Cuándo se realiza una dilatación percutánea o implante de stent?

Las indicaciones actuales para la realización de dilataciones percutáneas e implante de stents son las siguientes.

  • Estenosis valvulares. En los casos en que exista una válvula estenótica, en la mayoría de los casos la válvula pulmonar tal como muestra el dibujo superior, o la válvula aórtica y con mucha menor frecuencia la válvula mitral y válvula tricúspide, se puede realizar una valvuloplastia percutánea con balón. EL balón se infla a la altura de la válvula estenótica en el caso del dibujo la pulmonar y se infla. dilatando la válvula.
  • Atresia de la válvula pulmonar con septo interventricular íntegro. En estos casos en los que existe una membrana entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar, habrá que perforar dicha membrana con un catéter de radiofrecuencia para después dilatar con catéteres balón.
  • Estenosis de vasos. En las situaciones en las que existe un estrechamiento en una arteria o vena, puede realizarse una angioplastia con balón o el implante de un stent. Estas lesiones pueden ser nativas, cuando el paciente nace con ellas, o postquirúrgicas, cuando el estrechamiento se produce tras la cirugía.

Dilatación de un vaso estrecho con catéter balón. En la figura superior se observa los tres pasos para que el catéter balón dilata el vaso estenótico.

Implante de un stent ensanchando un vaso estenótico y manteniendolo dilatado. En la secuencia de imágenes superiores se observa los pasos de este procedimiento.

  • Los vasos sobre los que más frecuentemente se actúa son:
    • La aorta en los casos de coartación de aorta.
    • Las arterias pulmonares.
    • Venas sistémicas como la vena cava superior o la vena cava inferior.
    • Venas pulmonares.
    • Colaterales aorto-pulmonares en la atresia pulmonar con comunicación interventricular.
    • Arterias y venas periféricas como las renales o las femorales.
  • Estenosis de conductos o parches implantados quirúrgicamente. De la misma manera que las estenosis de los vasos, los conductos que se han quedado estrechos pueden ser dilatados con balón o con stents. Los conductos y parches que con mayor frecuencia se dilatan son:
    • Conductos entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar.
    • Conductos de Fontan.
    • Parches en las cirugías de Mustard o Senning.
    • Fístulas sistémico-pulmonares o de Blalock-Taussig.
  • Implante de stent en el ductus arterioso permeable. Existen dos situaciones en las cuales es útil mantener abierto el ductus arterioso mediante el implante de un stent en el mismo. En estas situaciones no se trata de dilatar un vaso para hacerlo más grande sino de mantenerlo abierto, dado que su tendencia natural es a cerrarse:
    • Cardiopatías en las que el flujo pulmonar está disminuido, como la atresia pulmonar. En esta cardiopatía, el implante de un stent ductal puede sustituir a la intervención quirúrgica de una fístula sistémico-pulmonar tipo Blalock-Taussig.
    • Síndrome del corazón izquierdo hipoplásico. En determinadas ocasiones, en esta cardiopatía se opta por la realización de un Norwood híbrido, que consiste en el implante de un stent en el ductus por el hemodinamista y la realización de un banding en las arterias pulmonares por el cirujano cardiaco.

¿Cómo se realiza una dilatación percutánea o implante de stent?

El procedimiento comienza con un cateterismo diagnóstico. Se pinchan las venas o arterias y se colocan los introductores. Se realizan medidas de presión y se hacen angiografías. Dependiendo del tamaño de la lesión, se elige el tamaño de los balones y/o los stents a implantar. Posteriormente, se avanza el catéter balón o el stent hasta la lesión y se infla el balón. Finalmente, se vuelven a tomar presiones y se repite la angiografía para ver el resultado del intervencionismo.