Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 

Dra. Sandra Villagrá Albert
Cardiólogo UCC, HU Montepríncipe y HU Puerta de Hierro

Hay varios tipos anatómicos de TGA:

 

TGA SI (TGA con septo intacto)

Consiste en un error en la conexión entre los ventrículos y sus respectivas arterias: El ventrículo derecho (VD) se conecta con la aorta (Ao) en vez de con la arteria pulmonar (AP), y el ventrículo izquierdo (VI) con la arteria pulmonar en vez de con la aorta. La situación hemodinámica es crítica pues la sangre oxigenada (roja) del ventrículo izquierdo en vez de ir a todo el cuerpo (C) a través de la aorta, va inútilmente al pulmón a re-oxigenarse de nuevo; pero lo más grave es que la sangre no oxigenada (azul) del ventrículo derecho en vez de ir al pulmón a oxigenarse, va a través de la aorta a todo el cuerpo que se ve privado así de oxígeno.  
 
Estos niños recién nacidos sobreviven gracias a la persistencia del ductus y de la CIA que de forma natural o mediante tratamiento médico/cateterismo invasivo se mantienen abiertos. A través de ellos se intercambia entre ambos circuitos un mínimo de sangre, el suficiente para sobrevivir el niño, de forma que sangre no oxigenada (azul) pasa a través de la CIA y ductus a los pulmones y sangre oxigenada (roja)  pasa a través de la CIA a todo el cuerpo.  

El tratamiento es sólo quirúrgico y consiste en la operación de Jatene o Switch. Se seccionan ambas arterias, la pulmonar y la aorta y se reconectan cruzadas de forma que la arteria pulmonar queda unida al ventrículo derecho y la aorta al izquierdo. Las arterias coronarias que son las que llevan sangre oxigenada al propio corazón (miocardio), deben ser cambiadas de sitio y trasplantarlas desde la arteria pulmonar (si se dejaran conectadas a la arteria pulmonar el corazón recibiría sangre no oxigenada) a la aorta para que el miocardio reciba sangre oxigenada. 

  TGA CIV

Cuando una CIV se asocia a una TGA (TGA  CIV) se mantiene la situación circulatoria de la TGA con SI, pero además pasa sangre no oxigenada (azul) del ventrículo derecho al izquierdo por la CIV (el ventrículo derecho tiene más presión que el izquierdo en la TGA pues es el ventrículo que lleva la sangre a todo el cuerpo). En el izquierdo se mezcla (color violeta) con la sangre oxigenada (rojo) que proviene de la aurícula izquierda y se dirige mezclada hacia el pulmón aumentando su flujo con inconvenientes (insuficiencia cardiaca, hipertensión pulmonar como en el caso de la CIV simple) y ventajas (disminuye la cianosis pues aumenta la cantidad de sangre oxigenada).

    
Se corrige quirúrgicamente cerrando la CIV con un parche como en los casos de CIV simple y realizando además la operación de Jatene o switch.   
      

TGA CIV EP

Cuando una CIV y EP se asocian a una TGA (TGA CIV EP) se conecta el ventrículo izquierdo con la aorta a través de la CIV con un parche y se conecta el ventrículo derecho con la arteria pulmonar salvando la EP con un conducto valvulado (homoinjerto). Se trata de la operación de Rastelli.

Una alternativa quirúrgica más actualizada del Rastelli es la operación de Nikaidoh.

 

También se puede en algunos casos reparar directamente la estenosis pulmonar convirtiendo la TGA CIV EP en TGA CIV, corrigiéndolo quirúrgicamente con un Jatene y cierre de CIV.

 

TGA EP

La TGA se puede asociar sólo a una EP. Son casos complejos en los que hay que considerar la resección directa de la estenosis pulmonar, o bien resección del tejido subvalvular mitral, causa relativamente frecuente de estenosis pulmonar en estos casos. Pero habitualmente no es posible dicha resección, consistiendo entonces la cirugía en implantar un conducto entre ventrículo izquierdo y arteria pulmonar. Otra alternativa es la operación de Nikaidoh, creando artificialmente una CIV.

 
Copyright © 2017 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas