Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 

Dra. Sandra Villagrá Albert
Cardiólogo UCC, HU Montepríncipe y HU Puerta de Hierro

La tetralogía de Fallot contiene 4 lesiones asociadas: 

  • Comunicación interventricular (CIV)
  • Estenosis pulmonar (EP)
  • Aorta (Ao) naciendo a caballo entre ventrículo derecho (VD) e izquierdo (VI)
  • Hipertrofia de ventrículo derecho.

En la práctica son dos principales: La (CIV) y la (EP).

La sangre no oxigenada (azul) del ventrículo derecho apenas puede salir hacia los pulmones (P) a oxigenarse debido a la estrechez del infundíbulo (zona del ventrículo derecho cercana a la arteria pulmonar), de la válvula pulmonar o de las arterias pulmonares (AP), desviándose hacia la aorta a través de la CIV. La aorta recibe la escasa sangre oxigenada (roja) del ventrículo izquierdo (escasa porque es la que procede del pulmón que a su vez es escasa por la EP) y la no oxigenada (azul) del ventrículo derecho que pasa por la CIV mezclándose y resultando una sangre final con escasa oxigenación (color violeta) que ocasiona el color azulado de estos niños (cianosis) al distribuirse por todo el cuerpo.

Si la EP es muy severa puede ocasionar la muerte del niño por falta de oxigenación. Incluso aunque no sea muy severa puede tener crisis hipoxémicas desencadenadas por llanto y un pinchazo al hacer análisis, etc. Una y otra cosa son hoy día infrecuentes pues la vigilancia médica y ecocardiográfica sobre la evolución de la estenosis pulmonar de estos niños, evita en general (no siempre) las crisis hipoxémicas, indicando la cirugía antes de que ocurran.

Si el niño tiene síntomas (cianosis marcada y/o crisis hipoxémicas) se debe operar sin más demora. En niños asintomáticos la corrección electiva se indica a los 2-6 meses de edad en la mayoría de los grupos quirúrgicos.

La corrección consiste en cerrar la CIV con parche de forma que la aorta quede conectada con el ventrículo izquierdo, y en corregir la EP.

 

En la mayoría de casos

La EP se situa en la válvula pulmonar (el anillo y la propia válvula pulmonar son pequeños) de forma que la propia válvula es obstructiva  y es la causa de la EP. En estos casos no queda más remedio que sacrificar la válvula pulmonar y ampliar el anillo con parche transanular.

 

El abordaje en estos casos es mixto, a través de la aurícula derecha (transauricular) para cerrar la CIV y resecar el componente infundibular estenótico y a través del infundículo ventricular derecho (transventricular) mediante una pequeña incisión infundibular que se prolonga a través del anillo pulmonar en el tronco pulmonar. Los resultados son buenos y proporciona una buena calidad de vida. Sin embargo el niño queda sin válvula pulmonar; aunque sin válvula pulmonar podemos vivir estupendamente muchos años, va a ser necesario el implante de una prótesis valvular pulmonar cuando tengan más de 15-30 años de evolución. 

 

En una minoría de casos

La EP se localiza sólo en la región infundibular (subvalvular pulmonar), siendo la válvula y anillo pulmonar normales. La simple resección de la obstrucción infundibular es suficiente para resolver la EP, quedando preservada la válvula pulmonar. El abordaje en estos casos es exclusivamente transauricular (no abrimos el ventrículo derecho), cerrando la CIV y resecando la estenosis. Es la mejor anatomía posible y el pronóstico y resultado suelen ser excelentes y en principio de por vida.


 

 

 
Copyright © 2017 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas