Web de las
Cardiopatías Congénitas
por el Dr. Fernando Villagrá
 
Que son y Tipos. Hipertension Pulmonar
Como se diagnostica la hipertensión pulmonar


Los signos y síntomas de la hipertensión arterial pulmonar son a menudo sutiles y no específicos. Incluyen falta de aire con el esfuerzo, fatiga, dolor de pecho, bronquitis de repetición, mareos y desmayos. La presencia de síncopes en los niños está considerada un factor de mal pronóstico que debe llevar a un tratamiento agresivo de la enfermedad. 

El primer paso para el diagnóstico es la realización de una ecocardiografía. Si la ecografía muestra signos de Hipertensión Pulmonar importante, debe realizarse el estudio completo para averiguar la causa, así como un cateterismo cardiaco que confirmará el diagnóstico y cuantificará la severidad de la HTP. En el cateterismo puede valorarse también la respuesta a fármacos vasodilatadores pulmonares, descartar enfermedad del corazón izquierdo, estudiar la cardiopatía congénita, y en algunos casos, realizar un “test de Oclusión” (probar a cerrar unos minutos un defecto cardiaco con un catéter balón para saber si la presión pulmonar desciende o no, y ver si estaría indicado cerrar el defecto de forma definitiva). 

Dentro del estudio de las causas de HTP hay que realizar analíticas especiales (función del tiroides y el hígado, excluir enfermedades congénitas del metabolismo, infección por virus del SIDA, hepatitis, parásitos,…), ecografía abdominal, radiografía de tórax y estudio de la función pulmonar, gammagrafía pulmonar para excluir embolia pulmonar, registros de saturación de oxigeno durante el sueño (si se sospecha obstrucción de la vía aérea durante el sueño). Las técnicas de imagen, como la Resonancia Magnética o el TAC multicorte se utilizan cada vez más en el estudio de la HTP, especialmente en los niños, para descartar diversas malformaciones congénitas cardiovasculares o de la vía aérea. 

Cuando en una HAP no encontramos una causa o enfermedad asociada, hablamos de “Hipertensión arterial pulmonar Idiopática” (IPAH). 

Otra de las pruebas más utilizadas en estas enfermedades es el test de los 6 minutos, en el que se mide la distancia que el paciente puede recorrer caminando en llano, durante 6 minutos, y se mide la saturación de Oxigeno que presenta antes, durante, y al finalizar la prueba. Esto nos dará una idea de cual es el “estado funcional” del paciente: es una forma de medir la discapacidad que le provoca la enfermedad, así como la gravedad de ésta, orientando el tratamiento y evaluando la respuesta del paciente a los distintos fármacos.

 

 
Copyright © 2017 CardiopatiasCongenitas.Net - El Web de las Cardiopatías Congénitas