Diagnóstico fetal de las cardiopatías congénitas

Las cardiopatías congénitas en el feto pueden diagnosticarse en un alto porcentaje, sobre todo si se trata de malformaciones importantes, en fases cada vez más precoces de la gestación. Los profesionales que nos dedicamos a esta rama de la Medicina buscamos ofrecer a los futuros padres y al niño, utilizando la ecocardiografía fetal y nuestra experiencia en el tratamiento de las cardiopatías congénitas, avanzar en el conocimiento y mejorar el tratamiento de estas enfermedades. La madre embarazada necesita saber si su futuro niño tendrá o no un problema cardiaco.

La mayor parte de las solicitudes de ecocardiografía fetal procede del Obstetra que realiza a la embarazada los controles ecográficos habituales.

En España se practican, de manera rutinaria, tres ecografías obstétricas durante el embarazo, una en cada trimestre del mismo: entre las semanas 11 y 14, en la semana 20 y hacia la semana 34-35. Cada uno de estos estudios está enfocado a la detección de posibles malformaciones fetales y de otros problemas obstétricos que puedan entorpecer la evolución del embarazo y del parto.

1.- En la ecografía del primer trimestre se obtiene una imagen general del feto, de la placenta y las membranas. El diagnóstico prenatal está sobre todo enfocado a detectar signos precoces de alteración genética u orgánica del feto, mediante la medición de, entre otros parámetros, la translucencia nucal (espacio ocupado por líquido en la nuca del feto), las anomalías del flujo del ductus venoso (un vaso presente en el abdomen del feto) y la insuficiencia tricúspide (la válvula tricúspide del corazón no cierra del todo y deja escapar un chorro de sangre hacia la aurícula derecha). La foto superior muestra el chorro de insuficiencia tricuspidea.

2.- En la ecografía del segundo trimestre se estudia exhaustivamente al feto, de los pies a la cabeza.

3.- En la ecografía del tercer trimestre se valora sobre todo el crecimiento y bienestar fetal, la situación de placenta, etc, de cara al próximo parto.

Cuando se detectan problemas, el Obstetra, responsable del seguimiento del embarazo, puede considerar aconsejable la realización de controles ecográficos más frecuentes o exhaustivos, teniendo en cuenta que la ecografía, realizada respetando las especificaciones necesarias en cuanto a parámetros del ecógrafo, es completamente inocua para la embarazada y para el feto.

En esta sección explicaremos cómo es la circulación fetal para entender cómo se comportan las cardiopatías en el feto y cómo se diagnostican. También expondremos las indicaciones de ecocardiograma fetal; es decir, cuándo conviene realizar éste, así como en qué consiste la prueba. Finalmente expondremos las limitaciones del diagnóstico fetal y sobretodo, y de interés para los  padres, qué hacer una vez se sabe que el feto tiene cardiopatía. También haremos una breve reseña de cuál ha sido el recorrido de la Unidad de Cardiopatías Congénitas (UCC) en el campo de la cardiología fetal hasta la actualidad.

Autores

Dra. Mónica Rodríguez

(Jefe de Cardiología, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)