Marcapasos Unicamerales

Marcapaso Auricular (AAI)

Se usa principalmente para la enfermedad del nodo sinusal con predominio de la bradicardia o ritmo lento. Es necesario que la conducción a través del nodo aurículo-ventricular esté preservada. Según la nomenclatura internacional, este marcapasos estimula a la aurícula (primera A), detecta o sensa la actividad en aurícula (segunda A), y la respuesta ante la detección o sensado es inhibirse (I); es decir, si existe estimulo propio del corazón el marcapasos se inhibe (no estimula).

5.4.2.-marcapaso-unicameral-auricular

Autores

Dr. Juan Miguel Aguilar

(Cirujano, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)
Dra. Isabel Jiménez López
(Cardiólogo, Unidad de Cardiopatías Congénitas, Hospital Universitario Montepríncipe. Madrid)

El electrodo contacta con la pared de la aurícula derecha, detecta si hay o no latido auricular propio, y si no lo hay a la frecuencia deseada envía un estímulo eléctrico del generador a la aurícula, que se contrae (Dibujo superior). Este estímulo alcanza el nodo auriculoventricular, el cual lo transmite a los ventrículos. Como ejemplo, un adolescente de 16 años con enfermedad del nodo sinusal y ritmo lento puede tener un ritmo sinusal propio de 40 latidos/minuto y un ritmo de marcapaso auricular (AAI) de 70 latidos/minuto, que se transmite a los ventrículos, contrayéndose éstos a un ritmo a 70 latidos/minuto.

Marcapaso Ventricular (VVI)

Se usa principalmente para el bloqueo auriculoventricular completo y bradicardia en aquellos casos en los que no sea posible implantar los marcapasos VDD ni DDD por algún motivo, como el escaso peso en niños de pocos meses o días de edad, ya que el generador y el electrodo del VVI suelen ser más pequeños que los generadores y electrodos de los VDD y DDD. También en pacientes en los que no existe contracción auricular o no es efectiva, principalmente pacientes en fibrilación o flutter auricular.

Según la nomenclatura internacional, este marcapasos estimula en ventrículo (primera V), detecta o sensa la actividad en ventrículo (segunda V) y la respuesta ante la detección es inhibirse (I); es decir, si existe estímulo propio del corazón el marcapasos se inhibe, no estimula. El electrodo contacta con la pared del ventrículo derecho, detecta si hay o no latido ventricular propio y, si no lo hay, envía un estímulo eléctrico del generador al ventrículo tal como señala el dibujo inferior . Como consecuencia, éste se contrae totalmente independiente de la contracción auricular, que se realiza normalmente por estímulo del nodo sinusal.

5.4.2.-marcapaso-unicameral-ventricular

Con el marcapaso VVI no hay sincronización entre la contracción auricular y ventricular, de forma que, en ocasiones, la contracción de las aurículas empujando la sangre hacia los ventrículos coincide con la contracción simultánea ventricular. En estas circunstancias, los ventrículos no permiten la entrada en ellos de la sangre auricular, produciéndose así una contracción global cardiaca menos eficaz. Como ejemplo, un adolescente de 16 años con bloqueo AV y marcapaso VVI puede tener un ritmo propio sinusal y auricular (A) normal a 70 latidos/minuto seguido de la contracción auricular, un ritmo del nodo auriculoventricular propio de 40 latidos/minuto, y un ritmo de marcapaso ventricular (VVI) de 70 latidos/minuto, pero no sincrónico con el latido auricular.